El término soft skills, traducido literalmente al español como «habilidades blandas», hace referencia a aquellas habilidades o rasgos de la personalidad que hacen que un empleado tenga éxito en el entorno laboral.

Son precisamente las soft skills las que marcan cómo se relacionará una persona con el resto durante la jornada laboral. Por eso es realmente importante asegurarse de que los técnicos, que hacen de puente entre la empresa y la clientela, tienen las habilidades necesarias.

Por supuesto, antes de contratar a un nuevo empleado debes asegurarte de que tiene las hard skills necesarias. Es decir, debes estar seguro de que cuenta con conocimientos y experiencia suficientes para hacer frente a sus labores en la empresa. Pero, a la hora de la verdad, son las soft skills las que diferencian a un técnico excelente de uno mediocre.

Soft skills imprescindibles en un técnico de mantenimiento

  • Precisión para identificar los problemas técnicos que se le presentan y solucionarlos de forma adecuada.
  • Flexibilidad, pues el grueso de su jornada laboral se desarrolla fuera de la empresa y es susceptible a imprevistos.
  • Amabilidad para dar un buen trato a los clientes.
  • Capacidad de escucha activa, pues debe comprender los problemas que le transmiten y entenderlos con rapidez.
  • Calma, pues en ocasiones tendrá que hacer frente a clientes nerviosos a causa de los problemas que debe solucionar.
  • Correcta gestión del tiempo, para realizar todas las reparaciones necesarias a lo largo del día.
  • Habilidades comunicativas, pues en muchas ocasiones tendrá que usar la aplicación móvil para explicarle al equipo presente en la empresa los detalles de las averías con el fin de solicitar piezas de repuesto u otra clase de ayuda.
soft skills

Las mejores pruebas para saber si mis técnicos tienen las habilidades blandas necesarias

  • El test de Sosia

Este cuestionario es uno de los más utilizados en las empresas. Se trata de un test que presenta 98 situaciones hipotéticas, cada una con una serie de respuestas posibles. El cuestionario sirve para determinar los valores del empleado, pero también su grado de motivación y sus tendencias de comportamiento.

  • PAPI

Las siglas PAPI hacen referencia a Perception and preference inventory: un test en el que el entrevistador va leyendo afirmaciones y los trabajadores tienen que evaluar su conformidad en una escala del uno al siete.

Existe otra modalidad del mismo test en el que, en lugar de evaluar su grado de conformidad con cada afirmación, el entrevistador da dos opciones y el trabajador tiene que seleccionar aquella con la que más de acuerdo está.

Mide siete soft skills: la motivación en el trabajo, el estilo de trabajo, habilidad de liderazgo, capacidad de subordinación, sociabilidad, temperamento y actividad.

  • Test de personalidad Big five

Se trata de una prueba psicotécnica que evalúa los siguientes aspectos:

  • Energía: mide aspectos como el dinamismo, las habilidades comunicativas, la influencia sobre el resto, el entusiasmo y la confianza en uno mismo y en los demás.
  • Afabilidad: se refiere a la capacidad de comprender las necesidades ajenas y ser empático con los demás.
  • Tesón: hace referencia a la motivación y la persistencia que se pone un trabajador para realizar las tareas que se le han asignado.
  • Estabilidad emocional: se refiere, por ejemplo, a la gestión de las situaciones estresantes y a la capacidad para soportar la presión.
  • Intelecto: mide el interés de los empleados por la formación continua, así como la apertura de mente que demuestran a la hora de comprender situaciones o planteamientos novedosos. Esta capacidad es una de las más importantes en el contexto actual, pues los cambios tecnológicos se suceden a una velocidad vertiginosa.